Si consumada la última noche en nuestros cuerpos

te cantara mis penas y amargos lamentos

y añejadas lágrimas inundaran el valle

que yace en medio de tu perfumado pecho

 

Si ya no nos fuera a alumbrar un nuevo alba

o a encender un nuevo ocaso

Si el sol se ahogara para siempre

en la sangre coagulada de mi corazón ahora abierto

 

Si bebieras de mi el trago más amargo

y se arremolinara en torno a tu dulce lengua

mientras su regusto de hiel mi garganta anuda y aprieta

extinguiendo bajo esta bóveda de ébano de mí el último soplo

 

¿Me sostendrías tierna y firmemente mientras me abandona la vida?

¿Absolverías a mi alma indolente del pecado que es su esencia?

Si te revelara en final confidencia mi iniquidad antes de la muerte

¿Sería humillarme frente al amor y su último candor penitencia suficiente?

 

¿Derramarías entonces de entre tus suaves labios la palabra que todo lo cura?

Anuncios

4 comentarios en “Extrema unción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s